COMO ELEGIR TU SUJETA ALETAS DE BODYBOARD

Elegir tu sujeta aletas de bodyboard, es algo que no todo el mundo le presta demasiada atención, pero imagínate; estas en un baño épico, olones para bodyboard, sol, amigos, y de repente BOOM! revolcón de infarto y has perdido una aleta. Pesadilla verdad?

Para que no os pase eso te vamos a explicar aquí los diferentes tipos de sujeta aletas que existen, como colocarlos, y pros y contras de cada uno.

Un sujeta aletas es simplemente una herramienta para cuando la ola quiere arrebatártelas, seas tú quien gane el juego. Puede haber varios tipos.

Sujeción al tobillo con velcro: Este tipo de sujeta aletas consta de una cuerda que se amarra a la tira de la aleta de bodyboard con un sencillo nudo, y llega hasta el tobillo con una pulsera con velcro. La ventaja de este es que va amarrado al tobillo con acolchamiento. De esta manera si se suelta la aleta en un revolcón, no te hará daño al tirar de ella.

 

Sujeción al tobillo con cordón: Constan de una sola cuerda, que también va amarrada a la tira de la aleta, y el otro extremo va agarrado al tobillo ya sea por presión como el pride fin laces, por sistema de click como el fin tethers creatures o por un nudo como pueden ser el sistema de NMD o el de Found. Son menos aparatosos, más ligeros y no lo notas en el tobillo. El único handicap que puede tener es cuando se te escapa la aleta y tira de ella algún revolcón, puede hacerte algo de daño en el tobillo, no más de una pequeña rozadura, nada que un buguero no pueda soportar!

 

Sujeción a la cincha de la aleta: Por último, tenemos una variación medianamente nueva. Consiste en una protección de neopreno que se coloca en la tira de la aleta y de una cincha al empeine. Es ideal para proteger el tendon del tobillo y tener las aletas con mayor sujeción y comodidad. Aparte de sujetar el pie a la aleta con más fuerza, es cómodo de poner y no estorba a la hora de surfear. También son muy buena opción para cuando estás dudoso entre dos tallas de aletas, ya que este tipo de sujeta aleta hará mejor la sujeción.

 

 

 

 

 

 

 

LO QUE NO DEBES HACER! 

No es nada recomendable atar las aletas con el típico cordón de zapato ahorcando y apretando demasiado la cincha de la aleta. De esta manera si alguna vez se nos escapa, la presión de la ola tirando de ella sobre tu tobillo puede hacer que muy probablemente corte la cincha en dos, rompiendo y perdiendo así nuestras aletas. Aquí podéis ver algunas imágenes de clientes reales con este problema.

Y si este articulo aun no te ha quedado claro del todo, te hemos preparado un pequeño video tutorial:

Productos que te podrían interesar:

 

¡Se el primero en votar!
Please wait...
Compártelo en:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *