Cómo reparar la cola de tu tabla de surf

La cola de tu tabla de surf es una de las zonas más endebles, sufre golpes y porrazos muy a menudo, tanto del suelo como del roce del leash. Es por esto que te vamos a explicar cómo puedes reparar el tail tú mismo, y como hacerlo bien.

1. Prepara la zona a reparar.

Debes eliminar todos los trozos de fibra de vidrio despegados del foam. Con un cuchillo o un cutter, recorta todos los trozos de fibra y de foam arañados o despegados, todos los rastros de arena, de forma que dejes la tabla limpia, y por supuesto seca.

2. Reconstruye el tail

Vas ahora a reconstruir el tail, para volver a darle su forma original. Para ello, realiza un molde, una especie de encofrado alrededor del tail, donde introducirás luego una mezcla de resina con microesferas de vidrio.

Puedes usar una radiografía para confeccionar el encofrado, manteniendo los trozos de radiografía por debajo de la tabla y alrededor de la cola con cinta adhesiva. Prepara después una mezcla de resina (de poliéster o de epoxi según la construcción de tu tabla) con microesferas de vidrio y catalizador PMEK. Las microbillas de vidrio hacen que la resina coja volumen, pero sin peso. Son ideales para reparar cualquier tipo de golpes profundos en tu tabla. Rellena el encofrado con esta mezcla, deja que endurezca, y retira el molde.

Veras como las zonas en contacto con la radiografía salen perfectamente lisas y brillantes, pero aun así, es necesario lijar la zona con papel de 80, para que todo quede perfectamente uniforme y rugoso.

3. Refuerza el tail con fibra de vidrio

Si las microbillas de vidrio y la resina son perfectas para rellenar y reconstruir  una parte profunda de tu tabla de surf, no son lo suficientemente robustas, y en una zona tan delicada y solicitada como el tail, es necesario colocar un trozo de fibra de vidrio, que va a aportar la solidez necesaria.

Recorta un trozo de fibra de vidrio de 4 o 6Oz de manera que coja toda la parte del tail a reparar. El trozo debe de coger tanto el deck como el bottom de la tabla. Imprégnalo primero con una mezcla de resina y de catalizador, deja endurecer, y aplica después una mezcla de resina de poliéster con estireno parafinado y catalizador PMEC si tu tabla es de poliéster, o de resina epoxi con su catalizador si tu tabla es de epoxi. Esta última capa, llamado gel coat o hot coat por los shapers, permite igualar la superficie, y hace que la resina se pueda lijar.

4. Lija  el tail

Lija la zona empezando con un papel de lijar grueso de un grano 80, hasta conseguir una zona perfectamente lisa, sin irregularidades. Una vez conseguido, y para que la zona reparada tenga el mismo aspecto  que el resto de la tabla, lija con papel de lijar cada vez más fino. Después del grano 80, puedes pasar sucesivamente papel de lijar de 120, 180, 240, 360 y 500, hasta conseguir un acabado liso y mate.

Saber reparar la tabla tu mismo no es solo un ahorro económico, es sobre todo una tranquilidad. La tranquilidad de que el plazo de reparación depende exclusivamente de ti, y que no te vas a perder ningún baño por no tener tu tabla preparada. Y si no te queda claro del todo,  mira este video tutorial que te hemos preparado:

Productos que te podrían interesar:

Valoración: 5.0. de 1 voto.
Please wait...
Compártelo en:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *